A la hora de solicitar un Préstamo Personal, un Crédito Prendario o un Crédito Hipotecario, es muy importante tener en cuenta que Sistema de Amortización se va a elegir.

Existen dos Sistemas de Amortización en la Argentina: uno es el Sistema Francés y otro el Alemán. Generalmente, el Sistema Francés es el más usado ya que permite tener una Cuota Estable para tu Crédito o Préstamo, es decir, todos los meses se paga lo mismo.

Para continuar lo que vimos en el artículo anterior: ¿Cómo elegir un Préstamo Personal? ¿Cuál es el Mejor? lo más interesante es poder profundizar un poco más sobre características especiales de los Créditos y Préstamos en general.

         Prestamos Personales

Ahora, ¿Qué Sistema de Amortización Conviene y Porqué?

  • Si se busca un mayor control sobre el monto de las Cuotas a pagar mensualmente, el Sistema Francés es el más aconsejable. Esto es porque a lo largo del pago del Préstamo el Sistema Francés está armado para que siempre se paguen las mismas Cuotas.
  • Por el otro lado, el Sistema Alemán es el conveniente si uno quiere estar más tranquilo y seguro ya que se amortiza el capital en forma constante, mientras que en el Francés pagas siempre primero los intereses. Lo que sucede en el Sistema Alemán es que cuando llevamos la mitad del plazo cumplido, se habrá pagado el 50% del precio real de la vivienda.
  • La desventaja es que las cuotas no son todas iguales en el Sistema Alemán, al principio son mayores, mientras que el Francés si se mantienen constantes (ver gráfico). 
  • Se piensa cancelar anticipadamente el crédito en algún momento, conviene elegir el sistema Alemán, debido a que las primeras cuotas se componen en mayor proporción de capital y su saldo de deuda será menor que bajo el sistema Francés.

Como conclusión: La desventaja clave está en que el Sistema Francés lo que primero que se paga son los Intereses, con lo cual si se va pagando la mitad del total de la Cuotas, lo que usted pago fueron casi todos intereses y todavía le está quedando pagar casi el 75% de la Casa (en el caso de ser un Crédito Rapido Hipotecario). Con lo cual si algo sucede, usted todavía no pago el capital que debe, sino que sólo pago intereses y esta debiendo la mayoría del capital que solicito prestado desde el primer momento.

En definitiva, el Sistema Francés es más seguro para los Bancos (ya que paga primero el interés que le cobran y además el bien hipotecado es de ellos casi en su totalidad) y el Sistema Alemán es el más seguro para usted.